Tratamiento farmacológico en la Esquizofrenia

Este siglo XXI es el de la revolución de la bioquimica, donde se estan desentrañando muchas funciones específicas del cerebro y sus componentes. Actualmente los psiquiatras y algunos psicólogos que han decidido optar por la ciencia en lugar de la tradición explican  los trastornos psicológicos en terminos de equilibrio de las sustancias quimicas en las vías del cerebro. Se tratan dichos trastornos con con fármacos que viajan a través de ellas.

Con esta revolución se ha logrado cerrar instituciones que albergaban a
enfermos mentales, ha logrado habilitar personas que en otro momento habían sido abandonadas en un centro psiquiatrico. Las personas han podido integrarse parcialmente a la comunidad, alguno pueden seguir trabajando como es en casos de depresiones así como relacionarse con gente normal aunque no se hayan curado de su enfermedad completamente ya que los problemas son anomalias que son irreparables debido a que estan preconfigurados desde que nuestra madre nos tenia en su vientre, a pesar de esto,  se investiga como se puede ayudar a que tengan un mejor funcionamiento y desenvolvimiento en la vida en comunidad y con los demás.

Tambien se ha exculpado a muchos padres explicando que los trastornos de sus hijos son resultado de desequilibrios quimicos innatos más que como experiencias de la vida que marcan emocionalmente.

Son muchos los desórdenes psicológicos que responden bien a los fármacos
psicoactivos que solo confirman que estos tenian nuna causa bioquimica., esto ha impulsado la investigación para descubrir cada vez mas las bases biológicas de distintos trastornos.

ESQUIZOFRENIA:

Se ha usado la cloropromacina ¬Torazine¬ para calmar a estos pacientes ademas de eliminar una serie de síntomas específicos de su estado como el oir
voces, las alucinaciones y los delirios paranoicos.

Este farmaco y las sustancias químicas relacionadas de la familia de las fenotiacinas  son conocidos como antipsicóticos, neurolépticos ya que producen efectos neurológicos secundarios; y tambien son
conocidos como tranquilizadores mayores  ya que no producen sueño ni
adicción. Para muchos esquizofrenicos estos medicamentos fue el principio para iniciar una vida fuera  de la institución psiquiatrica y tener una vida parcial en la comunidad aunque no estén curados completamente.

Algunos pacientes no responden ni a las altas dosis posiblemente por las
diferencias en tasas metabólicas que impiden la absorción adecuada del fármaco por el sistemas de algunas personas. Cuando el fármaco resulta eficaz no cura a la persona debido a que cuando se deja de tomar el medicamento regresan los síntomas. La medicación debe acompañarse de apoyo social  y no pueden llevar una vida normal. La diferencia entre el que toma medicamento y el que no esta en que el primero puede caminar solo por las calles, es conciente de las personas y acontecimientos de la vida diaria, mientras que el segundo está sentado en el suelo de una habitación desnuda de un hospital, contemplando , o viendo fijamente las paredes blancas.

Las críticas ante estos medicamentos estan en que algunos dicen que estas
son administradas a las personas para que sean fáciles de manejar. También señalan los efectos secundarios como son la visión borrosa, los temblores, el estreñimiento y la sequedad de la boca. El mas preocupante es la discinesia tardía  que incluye  tics faciales involuntarios y contorsiones corporales y afecta a un número considerable de los que han tomado por largo tiempo este fármaco antipsicóticos, esto ha llevado a que se siga investigando sobre esta enfermedad y su base biológica.

El problema está en que si se suprime el fármaco los efectos secundarios pueden desaparecer o no pero es seguro que los sintomas de la esquizofrenia
reaparezcan. Esto ha hecho que se someta a un juicio legal a los psiquiatras donde el paciente psicotico acude para exigir sus derecho a rechazar los fármacos antipsicóticos mientras que muchos psiquiatras sostienen que los pacientes psicóticos son incapaces de tomar decisiones sensatas sobre su tratamiento.

Una reciente publicación en la revista Nature¬abril 2011¬ revela lo siguiente:

Las neuronas generadas con células iPSC de dichos sujetos establecen menos conexiones con otras neuronas. Además, se ha descubierto que un antipsicótico utilizado normalmente para tratar la enfermedad, el Loxapine, restaura la conectividad de estas nuevas células.

Según los autores, analizar los mecanismos biológicos que subyacen de la dolencia supone un gran paso en el terreno investigador porque, durante muchos años, se ha considerado meramente como una enfermedad ‘social’. “Es cierto que el entorno afecta a la esquizofrenia pero hay una gran cantidad de componentes que están genéticamente determinados”, explica a SINC Gage.

Sin embargo, sigue sin conocerse la causa principal que genera la esquizofrenia. “Sin una mínima comprensión de las causas y la fisiopatología de este desorden mental, nos faltan las herramientas necesarias para desarrollar tratamientos efectivos o establecer medidas preventivas”, reconoce Gage. Los expertos esperan que este nuevo modelo resulte útil para diseñar nuevos fármacos que combatan la dolencia, una enfermedad mental que afecta al 1% de la población mundial.

Conexiones menos frecuentes

Para realizar la investigación, los científicos reprogramaron fibroblastos cutáneos de cuatro pacientes esquizofrénicos con antecedentes hereditarios de la enfermedad. Los autores diferenciaron estas células reprogramadas (iPSC) en neuronas. A continuación, utilizaron un virus de la rabia modificado para poner de relieve las conexiones entre las neuronas, lo que permitió detectar las diferencias entre las neuronas normales y las procedentes de pacientes esquizofrénicos.

Gracias al rastreador viral, los autores observaron que las neuronas de los enfermos se conectaban entre sí con menor frecuencia y tenían menos proyecciones que creciesen hacia fuera de sus cuerpos celulares. Por su parte, los perfiles de expresión genética identificaron casi 600 genes cuya actividad estaba mal regulada en estas neuronas.

Durante las tres últimas semanas de la diferenciación celular, los científicos administraron una serie de medicamentos antipsicóticos prescritos con frecuencia. La Loxapina fue el único que actuó sobre los receptores de dopamina en el cerebro, lo que aumentó la capacidad de las neuronas para llegar a sus ‘vecinas’ y poder conectarse. El fármaco afectó también a la actividad de cientos de genes.

“Contamos con un sistema que nos permite estudiar cómo funcionan los antipsicóticos en neuronas vivas genéticamente idénticas de pacientes con resultados clínicos conocidos”, apunta Kristen Brennand, otra de las autoras del estudio e investigadora del Instituto Salk de California (EE UU). “Ahora podemos correlacionar los efectos farmacológicos con los síntomas”, añade.

About these ads

3 thoughts on “Tratamiento farmacológico en la Esquizofrenia

    • Magada, ultimamente no he actualizado el blog, pero recibir comentarios como el tuyo realmente me dan mucha alegría por saber que lo que hay el el blog es de utilidad hoy en día :)
      Saludos y éxito con tu proyecto!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s