Los hemisferios del cerebro y su modo de percibir la realidad

Sabemos que el cerebro se divide en dos hemisferios: el Hemisferio Derecho y el Hemisferio Izquierdo. También sabemos que estos dos están unidos por el Cuerpo calloso, el cual, si se llegara a cortar “aparentemente” no sucedería ningún tipo de cambio en el comportamiento humano.

Sabemos que el Hemisferio Derecho controla nuestro lado izquierdo del cuerpo, y que el Hemisferio Izquierdo controla nuestro lado derecho del cuerpo.

Sabemos que el Hemisferio Derecho está especializado para realizar tareas visuales y espaciales, artisticas y musicales y que el Hemisferio Izquierdo está especializado para realizar tareas de tipo logica, verbales, analítico, racional.

Sabemos por experimentos realizados con pacientes con epilepsia a los que se les cortó el cuerpo calloso  impidiendo con esta cirugía tener la comunicación entre ambos hemisferios con el fin de que dejaran de tener los ataques epilépticos, al inicio no parecía tener consecuencia alguna el haber eliminado esta comunicación entre ambos hemisferios, pero al pedirles que realizaran tareas especializadas para cada hemisferio con el lado contrario del cuerpo al que este hemisferio controlaba no podían hacerlo así fuera de lo más simple la tarea como nombrar un objeto que era palpado con una mano, distinguir uno objeto determinado entre un montón, hacer una tarea que requiere precisión y exactitud, etc.

El paciente veía el anillo y aunque su mano palpaba una llave no podía nombrarla, diciendo por eso que era un “anillo” lo que tenía en la mano

Sabemos que percibimos la realidad exterior con nuestros sentidos y que es el cerebro el que procesa esa información de acuerdo a nuestros conocimientos que tenemos almacenados en la memoria para poderles darle un significado y continuidad. Sabiamos todo esto no se nos había dicho como aplicar esta información a la vida cotiana.

También sabemos que nuestro cerebro tiene un periodo crítico donde debe de estimularse ciertas habilidades y destrezas para que estas se desarrollen, y si no lo hacemos o nos pasamos de este periodo crítico para aprenderlas, nos costará mucho poder desarrollarlas más adelante, y a quienes no lo aprendieron en su periodo crítico se les considera en las evaluaciones como “atrasados” en las habilidades de tipo racional, numérico, verbal, y todas ellas forman parte de la especialidad del Hemisferio Izquierdo.

Pero lo que nunca nos hemos detenido a pensar es en el otro hemisferio y su periodo crítico para desarrollar sus habilidades. Esto, es parte por la educación occidentalizada que le da prioridad a lo racional y pensamiento lógico, esto es, valora más las habilidades del Hemisferio Izquierdo dándole prioridad para estimularlas.

 

Actividades como dibujar, soñar despiertos, la lectura, meditación, ejercicio físico, mecanografíar una carta, escribir un diario, la música, son por lo general tomadas en cuenta como actividades de tiempo libre y ocio, ya que estas nos relajan, perdemos la percepción del tiempo y sin necesidad de nombrar lo que estamos haciendo con palabras estamos experimentando una sensación de tener el control de lo que hacemos. (si alguien nos interrumpe en este estado de creación es como si nos agarraran de la mano y nos jalaran a la realidad que se cuenta con horas, es como si nos despertarán del estado en que estabamos sumergidos y lo mas extraño es que si nos preguntan que hacíamos no sabremos describir exactamente lo que haciamos ya que en este estado no existen palabras, y nos limitaremos a decir “dibujando” “escribiendo” “tocando la guitarra” “tonterias”, etc. todas ellas palabras que no alcanzan a describir la realidad que no sabe usar las palabras que es propiamente la del Hemisferio Derecho) sin embargo, estas actividades por muy estigmatizadas como perdidas de tiempo o tonterias, son las que estimulan al Hemisferio Derecho.

Catalogar como “perdida de tiempo” a estas actividades nos hace caer en un grave error, ya que estas actividades estimulan y además forman parte de la salud mental de los individuos. Una vida planeada en actividades racionales nos hará sentir que “algo nos falta”, al igual, una vida “soñando e imaginando” nos hará caer en un gran abismo de “burbuja rosa” la cuál no es nada apto para poder sobrevivir en la realidad exterior conservando un estado de salud mental bueno. Los que viven solo de lo racional caen en el enajenamiento y estrés, los que viven solo de imaginar caen en depresiones y desencantos de la vida evadiéndola con sustancias nocivas y excesos de todo tipo. Ahora bien, usar ambos hemisferios es lo ideal para sentirse pleno y feliz con la vida, con uno mismo, con nuestro trabajo y lograr cumplir nuestro plan de vida.

Dos formas de ver una misma realidad: René Magritte representa  muy bien nuestros dos cerebros en una misma persona: el Hemisferio Derecho subjetivo y el Hemisferio Izquierdo Objetivo.

Ambos hemisferios deben trabajar en equipo o saber en que momento uno debe hacer el papel principal y cuando debe dejar su protagonismo. El primer problema que tenemos es que nunca se nos enseñó cómo hacer eso ya que teníamos una idea un tanto desvalorizada de la función de este hemisferio. Pero sabiéndolo tendremos la oportunidad de conocer más sobre nuestro cerebro y cómo poder usarlo para nuestros objetivos: el Hemisferio Derecho no solo se usa para el “ocio” sino que es valiosísimo para la resolución de problemas, desarrollar nuestra intuición que nos llevará a acertar en problemas, desarrollaremos la imaginación y nuestra capacidad de crear innovaciones en nuestro campo de trabajo.

Siempre se nos dice que para innovar debemos de aprender a ver las cosas de modo diferente, pero nunca se nos dice “cómo podemos ver de manera diferente” ya que toda la vida siempre se nos enseñó a mirar de manera racionalizada y siguiendo metodologías e instrucciones precisas como “receta de cocina” suelen decir algunos, y si nos falta un paso no sabemos cómo seguir.

Para aprender a mirar diferente tenemos que empezar por estimular nuestro Hemisferio Derecho y para ello se requiere empezar a realizar actividades sencillas como es el dibujar, una actividad tan necesaria para el ser humano durante su evolución tal y como lo vemos en las pinturas rupestres y en la actualidad con las bellas artes así como también en la terapia pictórica.

Cuando dibujamos estamos liberando las facultades del Hemisferio Derecho, vemos de modo diferente la realidad exterior y somos capaces de percibir un mundo que hemos tenido enfrente de nuestros ojos pero que no sabíamos cómo mirar, descubriremos formas y colores de los cuales no nos habíamos percatado. De esta manera estamos cambiando nuestros viejos hábitos de visión que bloqueaban nuestra capacidad de percepción.

¿No es asombroso saber que tenemos dos mentes, una izquierda y una derecha, y que además podemos nosotros activar y valernos de ellas segun los objetivos y necesidades personales? Por fin estamos aprendiendo a tener control sobre nuestro propio cuerpo. Realmente es grandioso saber esto ya que por mi parte puedo aplicarlo a mi campo de trabajo y sentirme con más confianza y plenitud al poder ver la vida de ambas maneras: la racional y la creativa.

Cuando tenemos más o menos 10 a 12 años dibujamos de manera realista, buscamos plasmar el objeto con la mayor semejanza. Si no estimulamos esa primera fase de realismo entonces ahora de adultos tenemos que comenzar por ahí, para que una vez dominado y encontrado nuestro estilo personal podamos pasar a experimentar otras técnicas creativas sin caer en las expresiones estereotipadas de calcar o copiar el dibujo de otra persona, tal y como nos enseñan a dibujar en los cursos, donde se nos enseña por pasos los trazos que debemos hacer para crear una figura de otra persona. En el dibujo de abajo: Asi estamos dibujando usando el hemisferio Izquierdo y no tendremos grandes avances si lo que queremos es estimular nuestra creatividad.

 

Cuando hacemos un dibujo estamos dandole la oportunida al H. Derecho de hablar, aunque no conoce el lenguaje preciso y racional, este se expresa al hacer líneas con determinada velocidad, tamaño separación de marcas, tensión muscular, patrón direccional, esto al verlo en el “dibujo” completo nos hace sentir “algo” que no podemos describir ni explicarle a otra persona. Por eso ver “Las meninas” en el museo del Prado o “La ronda de noche” en el Rijksmuseum es una experiencia única y personal, quizas podemos intentar describir cómo son y que sentimos vagamente, pero por lo general diremos algo como “no puedo explicarte con palabras lo que es estar frente a esas obras” Eso es el lenguaje sin palabras del Hemisferio Derecho, el que sentimos, entendemos pero no podemos comunicar verbalmente a alguien más.

A menos que describamos la ficha técnica del cuadro, composición, análisis de símbolos, algunos detalles de la vida del pintor, contexto social e histórico en que se produce, etc pero el cuadro en sí no podremos comunicar, lo que muchos llaman “la esencia”. Muchos estudiantes de Historia del Arte no llegan a comprender del todo el lenguaje del H. Derecho  y solo usan el Hemisferio Izquierdo racional teniendo como resultado el repetir esta ficha técnica y análisis de simbolos que aprendieron en su formación, dejando de lado las expresiones que capta el Hemisferio derecho.

Brujas, Bélgica. En mi propia experiencia, esta parte de la ciudad de Brujas es Espectacular, realmente estar ahi rodeado de tanto detalle de cada construcción es algo que no se puede explicar con palabras. Es una mezcla de emociones al percibir el todo, donde las palabras se quedan cortas o simplemente no existen para describirlo, ni la camara de fotos puede captar lo grandioso que es estar ahí.

Conociendo el lenguaje del Hemisferio Derecho entenderemos porqué son lugares tan sublimes los museos, catedrales y ciudades con gran arquitectura.

Ahora tomemos nota de sus habilidades:

Hemisferio derecho: especializado en ver rostros (mira un rostro y lo reconoce aunque no podamos describirlo exactamente como era ese rostro sin embargo somos capaces de poder reconocerlo si lo volvemos a ver), tiene la capacidad de percibir de manera global. Recibe sensaciones respondiendo con sentimientos al procesar esta información, es espacial, rápida, perceptiva, imagina, es el “ojo de la mente” para captar intuciones, entiende las metaforas, por el soñamos, creamos y combinamos ideas, usamos gestos para comunicar cosas complicadas, dibujamos lo que vemos.

Con el sentimos que todo encaja sin explicar el orden lógico, es subjetivo, holistico, intemporal.

Hemisferio Izquierdo: Por el tenemos la capacidad de usar el lenguaje para nombrar las cosas, el pensamiento lógico y analítico. Es objetivo, numérico, mide el tiempo, es secuencial, planea procedimientos, es simbólico, lineal, vebaliza.

Cada cerebro percibe su propia realidad a “su manera” y es esto lo que nos da el caracter de identidad personal a cada uno de nosotros.

Ambos hemisferios usan modos de cognición de alto nivel, piensan, razona, tienen su propio funcionamiento mental.

Podíamos decir que somos un solo ser pero con cerebros dobles, cada mitad tiene su propia forma de crecimiento, percibir la realidad externa a su propio modo, y ambas estan conectadas por las fibras nerviosas del cuerpo calloso que conectan la información con la memoria y el aprendizaje

About these ads

17 thoughts on “Los hemisferios del cerebro y su modo de percibir la realidad

    • Si, es muy interesante lo que puede hacer este hemisferio y que mejor que saberlo para ponerlo en acción :)
      Me alegra que te sea de utilidad la información que comparto. Saludos!

  1. Un artículo que encontré de casualidad, pero que me ha parecido muy interesante. Siempre me ha llamado mucho la atención el cerebro (supongo que como a muchos..). Estudié una asignatura en la universidad relacionada con la neurología, aunque enfocada en el aspecto lingüístico.
    Gracias, ¡saludos!

  2. hola, pase por la pagina y me pareció muy interesante. Casualmente necesito hacer una maqueta didáctica donde compare las funciones de cada hemisferio. ¿me podrían colaborar?

  3. Me encanto. Hace dos días di un final de administracción, una materia que no solo nos enseña a incorporar conocimientos en las organizaciones-empresas sino que trata que lo apliquemos en la vida personal. Mucho modelos mentales, paradigmas, los 7 hábitos de las personas altamente eficacez y en las ultimas unidades toco el tema de los hemisferios cerebrales, me fascino. Me gusto mucho este articulp

  4. Hola me encanto tu articulo, justo lo que buscaba. Me gustria saber si esas imagenes las podria utilizar en un libro que estoy integrando. Como puedo saber si tienen derechos de autor. O donde podria obtener imagenes para ilustrar los hemisferios. Saludos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s