El origen de todas las cosas

 

En las tierras Jónicas durante los siglos VIII y VII se encontraba el punto de mayor civilización, por eso no es casualidad que en esas tierras naciera la filosofía. Durante este periodo comienza la tendencia individualista que se manifiesta en la poesía lirica asi como en las obras artísticas, ya que se deja el anonimato y el autor de la obra comienza a firmarlas como persona humana independiente.

 

Lo que queda de Mileto

En el año 700 encontramos la primer obra artística firmada, esta corresponde a Aristónoo, la cual fuer una copa. En esta época se empieza a considerar el arte como un fin en sí haciendo de lados los antiguos fines utilitarios que solían tener. Así, es como encontramos que el arte, la literatura y la filosofía comienzan a ser practicados desinteresadamente. De esta manera se abre lo que conocemos como el pensamiento puro.

 

La necesidad de los filósofos era el encontrar una respuesta única y racional que englobe a todos los hechos, pensamientos y acciones: nuestros actos, para  el mundo en que vivimos y para el destino que puede tocarnos vivir. Así, las preguntas son: ¿por qué el mundo? Y ¿para qué el destino del hombre?

Iniciamos con la pretensión de universalidad con los filósofos griegos Tales, Anaximandro, Anaxímenes. Se preguntan cuál es el arché, es decir, el origen de todas las cosas.

Tales de Mileto

Tales de Mileto responde que es el agua, ya que no olvidemos que la mitología griega da una importancia muy grande al agua que rodea la vida en la Tierra;

posteriormente Anaximandro dice que ninguno de los cuatro elementos (fuego, agua, aire y tierra) puede ser ya que el pensaba que si se afirmaba un solo elemento como la causa de todo caeríamos en la contradicción ya que no debe buscarse el origen de todas las cosas en ninguno de los elementos particulares que componen el mundo si no que la respuesta está en el apeiron que significa “lo indefinido y lo informe”.

Anaximandro

El apeiron incluye las nociones de infinito y de la posibilidad. La primera muestra que el universo donde se encuentra el hombre ya no es limitado como antes nos los explicaban los mitos que explicaban que la tierra era plana y el cielo era sostenido por columnas. La posibilidad se refiere a que lo posible precede a lo real, esto es, que para que una cosa llegue a ser real tiene que ser primero posible.

A este filósofo también le preocupaba el movimiento ya que el era muy observador de su alrededor y se dio cuenta que todo esta en constante cambio, desde la naturaleza hasta nosotros mismos  Que grandiosa época aquella, llena de asombro por lo que sucede alrededor y por lo que sucede con uno mismo. Pero ¿Cómo explica Anaximandro el cambio?

Anaximandro sugiere que el cambio tan solo es explicable si existe verdadera oposición. Asi, para que exista la justicia debe existir la injusticia. De esta manera deja claro que todo movimiento   implica, al mismo tiempo, la construcción y la destrucción de algo.

Anaxímenes

Anaxímenes fue su discípulo y con el encontramos que la respuesta al origen de las cosas las encuentra en el aire. No pensemos que retrocede en el pensamiento que había ya construido Anaximandro, si no que es muy posible que al hablar de aire estuviera hablando del espíritu.

 Jenófanes busca razonar sobre la teología, ya que la antigua religión politeísta no satisfacía el animo abstracto de los filósofos. Se dio cuenta que los dioses que veneraban los distintos pueblos eran formas idealizadas de los propios hombres que constituían estos pueblos. Jenófanes rechaza esta falsa atribución de características humanas y morales  a las divinidades.

Jenófanes 

Así se da la primera crítica antropomórfica que le lleva a representarse a un solo Dios, así, tenemos el primer concepto monoteísta de la divinidad que representa a un Dios que lo ve todo, lo piensa todo y lo oye todo.

 

Heráclito

En el 478 aparece Heráclito, que fue el primer caso de filosofo en Grecia que se aísla para meditar.  El nos dice que existen dos formas de conocer, una verdadera y otra falsa. La primera responde al logos o razón  y la segunda es la que se apoya en los sentidos. Da un peso a la razón sobre los sentidos, ya que  el pensamiento es común a todos los hombres, y con ello, la sabiduría, pero se descubre con dificultades una vez que se ha renunciado a las falsas interpretaciones de los sentidos. Del conocimiento de sí provine la verdadera sabiduría, la que nos permite encontrar en la razón el origen de las cosas y el sentido de la vida.

Para él, todo esta en movimiento y afirma que “no puedes entrar dos veces por el mismo río, pues otras aguas fluyen hacia ti”, esto es, que nada es repetible. El origen de éste movimiento se encuentra en la idea. Así, si entramos y no entramos en las mismas aguas del río es porque somos y no somos. El hecho es que si por una parte podemos pensar que somos, por otra, al ver nuestro pasado que ya no es, al pensar nuestro futuro que todavía no es, al pensar que en el instante en que vivimos, deja de ser en el momento en que se deja de pensarla. Somos una mezcla de ser y de no ser, de ausencia y de presencia, de pasado, presente y futuro.

De esta manera es sorprendente lo que dice, ya que es darnos cuenta que vivir  significa estar en el tiempo  entre el momento de nuestro nacimiento y el momento de nuestra muerte, asi, estamos viviendo siempre en estados opuestos, El mundo es movimiento y el movimiento sólo es posible si existe la desigualdad, el contraste y la oposición.

Pero Heráclito busca además buscar el sentido y la ley de este movimiento y afirma que la final armonía de los contrarios, la unidad de los opuestos “bien y mal” son en realidad una sola cosa. Esto se explica también con la ley del eterno retorno. Esta ley, que se encuentra  entre pueblos muy diversos y de muy distinto grado de evolución  histórica viene a decirnos que debe concebirse al mundo como una constante sucesión  dentro de un ciclo constante, todas las cosas cambian constantemente pero si pensamos que este ciclo se ha repetido eternamente  y volverá a repetirse eternamente, nada cambia.  “En la circunferencia de un círculo se confunde el principio del fin” De esta manera, Heráclito simboliza este ciclo con el fuego. Así dentro de cada uno de los ciclos, el mundo, que ha empezado con el fuego, habrá de acabar igualmente en el fuego.

En resume, Heráclito afirma el cambio y el movimiento y afirma igualmente la permanencia eterna de las cosas.

 

Pitágoras

De Pitágoras  sabemos poco. Sabemos que el enseñó a mitad del siglo VI, que era matemático y que afirma que el mundo esta hecho de números y que la realidad tiene un ritmo y armonía además.

Los pitagóricos observaron que los sonidos emitidos por una cuerda en varias tensiones pueden reducirse a números, ellos, unificaron el numero, el ritmo y la armonía, Asi, cuando se ocuparon de la astronomía pensaron que las estrellas emitían  en su curso, sonidos musicales. Además, Pitágoras enseñaba un estilo de vida, enseñaba la transmigración de las almas, el culto a la santidad y la abstinencia.

Parménides emplea el principio de la identidad y según afirma que “lo que es, es”. La formula negativa de este mismo principio lo llamó “principio de no contradicción” y se expresa con la frase “Lo que es  no puede no ser”, o sea, una cosa no puede ser y no ser al mismo tiempo. Para él, el origen de las cosas es el ser. Este ser tiene una serie de atributos  que son demostrables: es inmutable, esto es, ser-no ser. Si cambiara hacia el ser seria como decir que no cambia, igualmente al revés, no puede ser para no ser después. Esto es, “Es imposible la existencia de lo que no es”

El ser es inmóvil, ya que es único y uno. Ya que si existe un ser no puede haber otro ser porque. Asi afirmamos que tan solo existe un ser. Si existe algo mas es el no-ser y como este no-ser no puede existir entonces afirmamos que existe solo un ser. Así, para Parménides es “ser es eterno, continuo, imperecedero, indivisible, sin fin y sin comienzo”. Su modo de razonar es el primer método lógico conocido en la historia de Occidente.

Estos dos últimos pensadores marcaron el futuro de los filósofos griegos ya que los grandes filósofos de Grecia tratarán siempre de combinar lo móvil y lo inmóvil, lo múltiple y lo uno, la variedad de la experiencia que nos dan los sentidos con la unidad que nos sugiere la razón. De esta manera, el pensamiento filosófico se enfoca ahora a indagar los misterios del mundo.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s